• miércoles , 20 octubre 2021

Es el Poker tu trabajo soñado?

Siempre escucho jugadores que hablan sobre dejar su trabajo para jugar al Poker, se pinta bonito pero la realidad es un poco, o mejor dicho, mucho más dura, aquí debajo les dejo un post escrito por Celeste quien de verdad dejó su trabajo para jugar al Poker.

Celeste

¿Fantaseás con la idea de renunciar a tu empleo para recorrer todos los poker room del mundo, rodeado de mujeres hermosas y autos lujosos cual Dan Bilzerian? ¿O quizás te imaginas jugando online desde tu casa, sin tener que cumplir horarios y con tiempo libre ilimitado para salir de fiesta todos los días de la semana? Este post está dirigido a todos los jugadores recreacionales y regulares de nanolímites que ven al poker como una posible profesión. Hoy se cumplen cinco meses desde que abandoné mi trabajo como analista contable para dedicarme al poker full time, por lo cual quería aprovechar esta oportunidad para desterrar algunos mitos y darles una perspectiva realista sobre la vida de un regular de low stakes.

Considerando lo bajos que son los salarios en Latinoamérica para ciertas profesiones, jugar poker online y ganar en dólares es sin dudas muy tentador. En algunos países es posible lograr un sueldo mínimo jugando microlímites, pero eso no significa que debas dejar tu trabajo en relación de dependencia ni bien domines NL10. Ganar en las mesas lo mismo que en tu empleo no es suficiente, simplemente porque es muy difícil estimar tu winrate real. Voy a dar ejemplos de cash porque es la modalidad que manejo, pero que hayas ganado a 5bb/100 en las últimas 200.000 manos no significa que esa tendencia se vaya a mantener en las próximas 500.000. ¿Qué pasa si durante un mes atraviesas un downswing de 100.000 manos? Hasta donde yo sé un alquiler no se puede pagar con EV, por lo tanto es importante que estés muy seguro de que eres ganador en tu nivel y que tus ganancias superan ampliamente tus gastos mensuales aún en el peor de los escenarios. Una mala racha o un gasto extraordinario podrían dejarte sin bankroll suficiente para seguir jugando, lo cual resultaría ser letal para tu sueño de convertirte en poker pro.

Hasta donde yo sé un alquiler no se puede pagar con EV

Otro punto que deberías tener en cuenta es que tu bankroll representa tu capital de trabajo, lo cual significa que la gestión que hagas de él debe ser conservadora. Cuando el poker es tu única fuente de ingresos debes ser muy precavido cuando quieras subir de nivel y tener la disciplina suficiente para bajar cuando las cosas no marchen del todo bien. Una posibilidad es que no avances tan rápido como quisieras y que los constantes retiros te dejen estancado lo cual nos lleva a una situación muy habitual hoy en día: los bancajes. Muchos jugadores creen que tienen los conocimientos para jugar un nivel más alto pero no lo hacen por falta de dinero, entonces la solución más obvia es pedirlo prestado y luego repartir ganancias con los bancadores. Cada bancaje tiene sus propias cláusulas y de ellas dependerá si es beneficioso o no, pero en mi opinión jugar al poker bancado es trabajar para otros, y si renuncié a mi empleo es porque quiero trabajar de manera independiente. Si además consideramos que un empleo tradicional te garantiza una jubilación y un seguro médico, no veo cuál es el sentido de jugar bancado por largos períodos de tiempo. Además son habituales los bancajes que terminan con pérdidas o casos en los que el jugador tiene dificultades financieras y debe hacer uso del dinero de los bancadores para afrontar gastos personales, quien indefectiblemente termina en la “lista negra” dentro de la comunidad del poker.

Si estás estudiando una carrera universitaria el poker puede ser una gran alternativa para ganar algo de dinero extra en tu tiempo libre sin descuidar tus estudios. Sin embargo deberías evaluar el costo de oportunidad que implica alejarse del mercado laboral cuando eres tan joven. ¿Cómo le explicarías a un potencial jefe tu falta de experiencia? Es cierto que las empresas pagan poco a los estudiantes y que el poker te brinda la posibilidad de generar sumas de dinero mucho más interesantes, pero tener un empleo tradicional tiene sus ventajas. No sólo te permite tener un un CV más rico e interesante, sino que es una buena forma de ver cómo funciona la teoría que te enseñan en la universidad en la vida real, y darte cuenta si es la carrera apropiada para ti.

Si finalmente decides que el poker será tu nueva profesión, debes estar preparado para enfrentar la reacción de tus familiares y amigos. Debes aceptar que a sus ojos eres un apostador y que te ganas la vida jugando a las cartas, lo cual puede llegar a ser muy difícil de entender para quienes son ajenos a este mundo. Mi consejo es que seas honesto y abierto con ellos: trata de explicarles que no se trata exclusivamente del azar y que eres una persona responsable que no perderá los ahorros de su vida en una partida. El apoyo de tu pareja es importante, pero no esperes una aceptación total de la noche a la mañana. El poker puede ser una actividad solitaria y a veces necesitas compartir tus éxitos con otras personas o desahogarte cuando tengas dificultades, así que trata de rodearte de otros jugadores que jueguen tus niveles. Pueden ser una excelente fuente de motivación y aprendizaje.

Otra concepción errónea sobre los jugadores de poker profesionales es que tienen infinidad de tiempo libre para dedicarse a sus hobbies, salir con amigos o ver 20 series de TV al mismo tiempo. El poker te da una gran libertad para organizar tu tiempo y tomarte vacaciones o descansos cuando lo desees, pero quien piense que es posible vivir una vida de holgazanería se equivoca. En mi caso calculé que sumando las horas que dedico a jugar al poker, más las horas de estudio, escribir blogs y otras actividades, tengo muchísmo menos tiempo libre que antes. Cuando trabajaba en una oficina sabía que los viernes a las 18hs quedaba liberada para hacer lo que quisiera, pero ahora la oficina está en mi casa y los fines de semana ya no existen. A mí me apasiona el poker, disfruto todas las horas que le dedico y no desearía hacer nada distinto, pero si tu idea es jugar al poker sólo para ganar “dinero fácil” estás muy confundido. Y si te encanta salir de fiesta de viernes a domingo lamento informarte que esto no es para tí; para quienes jugamos online esos son los días más rentables y cuando vives del poker no puedes darte el lujo de sentarte a las mesas con resaca o con un vaso de cerveza en la mano. Con esto no quiero decir que debas abandonar la vida social y las salidas por completo, porque creo que no hay nada mejor que llevar una vida equilibrada. Sin embargo debes estar dispuesto a hacer algunos sacrificios.

No quiero desanimar a nadie con este post, pero sí resaltar que la decisión de renunciar a tu empleo para dedicarte al poker profesionalmente es muy importante y no deberías tomarla de manera impulsiva luego de un día de stress en la oficina. Los cinco meses que llevo jugando poker full time fueron los mejores de mi vida; me encanta la libertad que tengo y gano buen dinero haciendo lo que me gusta, pero también hubo momentos difíciles y cuando uno está comenzando es normal lidiar con inseguridades y problemas de mindset. Sin embargo es un estilo de vida increíble que te permite lograr un excelente balance ente tu vida personal y tu vida profesional, lo cual es muy difícil hoy en día.

Celeste

Fuente: Cardplayer